Aquel día había salido de fiesta con mis amigos, era un día más de tantos en los que lo principal era pasarlo bien. Lo típico con 20 años, unos chupitos de primeras, unas copas, aquella te mira, voy a hablar con aquella, etc.

Pasó, que cuando empezaron a cerrar el último bar donde, en teoría, íbamos a empezar la retirada a casa, me fijé, que en la barra, había un chico que cada vez que miraba hacia dónde él estaba, lo pillaba mirando hacia donde estaba yo. No me incomodaba la situación, es más, me llamó mucho la atención. Al principio pensé que miraba a otra persona, pero cuando nos movimos y vi que seguía mirando hacia dónde estaba yo, entonces pensé que quizás nos conocíamos y yo no le recordaba.
Era un chico de mi edad más o menos, unos 21, entonces. Un poco más bajito que yo y con un cuerpo normal. Yo mido 1,80 y siempre me ha gustado cuidarme. Por curiosidad, me acerqué yo solo a la barra, cerca de donde él estaba con sus colegas, a pedir. Entre él y yo había 3 personas, intenté ver si me miraba de reojo, pero me di cuenta que había desaparecido. En ese momento, se acercó el camarero y me dijo que ya no se servía más. No sé qué me sentó peor en ese momento, si no ver al misterioso chico o lo que me dijo el camarero. Así que, de ahí fui al baño, cuando acabé de hacer mis necesidades, me estaba lavando las manos y de repente oigo una voz, saliendo del otro baño que dice: – te vas a quedar con las ganas de tomar la última eh?
Me giré y vi que era el misterioso chico de la barra! Con una sonrisa y un poco de nervios lo único que acerté a decirle fue: – me dices a mi? Y él me contestó que si! Así que, con más nervios todavía, solo puede decirle: – con las ganas que tenia de tomar una más…

Hubo unos segundos de silencio que me parecieron eternos y mientras me secaba las manos me dijo: – si quieres puedes venir a mi casa a tomarla conmigo, yo también tengo ganas…
Al ver que no sabia que contestar, me volvió a decir: – tranquiló que no como!!!
Sonreímos los dos y entonces me salió la mayor tontería que podía decir en ese momento: – yá imagino! La cara de él fue un poema y con las mismas se fue diciendo: – Bueno, perdona si te he molestado.
Me quedé como un minuto más dentro del baño, en ese momento me di cuenta que me había empalmado y no me había dado ni cuenta! De repente, deseaba que no se hubiera ido y deseaba haberle dicho que si. Me había descolocado y a la vez había despertado mi curiosidad como ninguna chica hasta ese momento.
Cuando salí del baño, lo busqué con la mirada inconscientemente y lo vi con sus colegas, se estaban preparando para irse. En ese momento me armé de valor y me acerqué donde estaban, enseguida se dio cuenta, así que me acerqué a él y le pregunté si seguía en pie la “ oferta “, me agarró del brazo para separarme de ellos y me dijo: – por supuesto, espérame en la fuente que hay al final de la calle, me deshago de los borrachos de mis amigos y te voy a buscar. Yo le dije que me tenía que separar de los míos e iría.
Fui a buscar a mis colegas, di dos vueltas al bar y no los vi. Se habían ido sin avisar! Ni un triste mensaje.
En ese momento era un manojo de nervios y dudas, producto seguramente del alcohol y una situación inesperada, pero me decidí y fui a la dichosa fuente.
Ahí estaba él ya, había sido más rápido que yo! Y así se lo hice saber. Estaba nerviosísimo, no sabía en qué iba acabar todo eso, pero en ese momento nada podía con la curiosidad que tenía.
Empezamos a caminar por una avenida larga, hubo un rato de silencio solo roto por mi pregunta de dónde vivía y la contestación de un poco lejos.
Nos presentamos, se llamaba Dani, y me empezó a contar que vivía solo, que estaba soltero, hablamos de cómo lo habíamos pasado, cosas normales, pero a mi sólo me rondaba el porqué de aquella situación…
Supongo que él se dio cuenta, de repente me dijo: – No me vas a preguntar porqué te miraba?. No supe qué decir de los nervios así que la respuesta la dio el mismo: – me gustas.
– En serio?, le dije yo
-Si, desde que te he visto en un bar a primera hora…
-joder, no sabía que decir.
– no te preocupes me dijo él, Nadir sabe que soy gay, te he invitado a mi casa para tomar algo y conocerte, no tiene porqué pasar nada…
Me quedé más cortado todavía! Y noté en ese momento que mi polla se ponía morcillona…
– y si pasa? Le dije yo… y en ese momento, me miró y me besó sin esperarlo… me quedé petrificado! Mi única reacción fue sacar la lengua después de unos segundos para devolver el beso.
Se separó de mí y me preguntó qué sabía que me había gustado, mirando mi paquete que estaba bastante duro. Estábamos a la puerta de su casa así que, sin esperar mi respuesta, abrió la puerta y entramos.
Olía muy bien y estaba bastante limpia y ordenada para ser estudiante! No me dio tiempo a mucho más, pues rápidamente, cogió mi culo, una vez hubo cerrado la puerta con llave y me pegó a él para volver a besarme con más ganas. Fue una sensación increíble, en ese momento me entregué a él, estábamos solos, en su casa, en una situación que nunca había vivido y no quise pensar en nada más. Solo se separó un momento de Mi para preguntar si me esperaba alguien en casa, yo le dije que no, entonces me invitó a quedarme a “ dormir “, ese fue el momento de más nervios de toda la noche. No supe qué decir, estaba cogido de su mano y me llevó a su habitación, tenía una cama de matrimonio él muy capullo!!! Una vez allí me dijo: – cabremos bien en esta cama, si quieres quedarte….
Totalmente entregado y sin pensar en nada más, le dije que si. En ese momento llegó el mejor de los besos, me apretó bien a él, cogió mi culo, lo pego a él y solo soltó sus manos para coger una Mía y meterla por debajo de su pantalón y hacerme sentir su pollon, era eso un pollon, enorme al tacto, descapullado…
casi sin darme cuenta, seguía besándome con él, sobando su paquetazo y él había empezado a bajarme los pantalones y los calzoncillos, dándose cuenta de que estaba también empalmadísimo.
De repente, me quito la mano de su paquete y me quitó la sudadera y la camiseta, también empezó a quitarse todo. Estábamos los dos en pelotas, excitados, una vez más, cogió mi culo desnudo y lo pegó a él, esta vez las dos pollas se juntaron, durísimas, solté un suspiro de placer que me hizo sentir en la gloria, al escucharlo, me dijo al oído: – te está gustando Raúl? ( es mi nombre ), – si, le dije, muchísimo, mientras mordisqueaba mi oreja, volvió a decir: – estás buenísimo, quiero hacerte el amor…. no follarme, hacerme el amor!! Había metido su larga y dura polla por debajo de la mía y la sentía justo al principio de la raja de mi culo. No sabía que hacer. Cómo reaccionar, pero era una sensación de placer indescriptible, ahí estaba, en casa de un desconocido, sin experiencia, en pelotas, morreando como un poseso con otro tío por primera vez,su polla entre mis nalgas, la mía pegada a su ombligo y en la gloria como nunca.
En ese momento me dio la vuelta, que momentazo cuando pego su pollon a la raja de mi culo y me abrazo por el pecho besando mi cuello. A esas alturas ya solo pensaba en si de verdad todo eso iba a entrar dentro de mi, siempre había escuchado que una follada de culo duele mucho, más si eres virgen, pero ni se me pasaba por la cabeza.
De repente, una vez más, me sorprendió, se separó de mi y me preguntó que si había chupado alguna vez una polla, evidentemente, le dije que no, sonrió y me dijo: – tranquilo cariño, siempre hay una primera vez. Por alguna razón, que me llamara cariño, me excitó, jamás lo hubiera imaginado, más viniendo de un tío. Estaba claro que esa noche iba a marcar un antes y un después en mi vida. Dicho esto, me pidió que me sentara en la cama y así, acercó su polla a mi boca. Al principio la besé, no tenía ni idea de qué debía hacer, Dani se dio cuenta y me volvió a llamar cariño, para decirme que lo hiciera sin miedo, empujó un poco, abrí la boca y cerré los ojos, chupé su polla con auténtica pasión, solo me entraba la mitad por su tamaño y por mi inexperiencia seguramente, pero creo que los dos estábamos disfrutando tanto, que empezamos a suspirar. Después de un rato así, Dani acercó se mano a una especie de mesilla y abrió un cajón.
Pensé que se acercaba el momento cumbre de nuestra primera noche, pensé que sacaría un condón para enfundarse, pero no, saco un bote de lubricante, lo dejó sobre la cama, me hizo poner de pie y mirándome a los ojos me dijo que se había enamorado de mi. Tragué saliva, me sabía a su deliciosa polla y esta vez fui yo quien lo besó con todas las ganas y le dije que también me había enamorado de él. Era increíble. Sin más, me pidió que me tumbara en la cama boca abajo, así lo hice, abrió mis nalgas con sus manos y empezó a lamerme el ojete, metiendo la punta de su lengua y relajándolo todo lo que se podía, dado que en ese momento los nervios se habían apoderado en parte de mi, pero la parte que estaba disfrutando, acertó a decir: – Dani, hazme el amor, hazme tuyo por primera vez cariño.
Está claro que él estaba excitadísimo también, es más, le encantó que le llamara cariño, como a mi. En ese momento me dijo que quería hacerlo a pelo, le dije que si, mi subconsciente me hizo decirle: – si vamos a ser novios, hagámoslo como novios. Eso le puso a mil, rápidamente cogió el bote de lubricante y empezó a pasar sus dedos lubricando mi ojete, diciendo una y otra vez: – yá voy cariño.
De repente se tumbó encima de mi, pegando su cuerpo al mío y con la punta de su polla justo en el ojete cerrado hasta ese momento. Puso su cara pegada a la mía y cogió mis dos manos con fuerza. Estábamos entregados el uno al otro: – quieres ser mi novio, Raúl? Me dijo al oído y yo le contesté: Si Dani, cariño, lo deseo. Por primera vez, sentí que el cabezón de su polla entró un poco en mi culo, grité un poco, pero Dani me tranquilizaba: – yá voy cariño, una y otra vez, me besaba mi mejilla y nos apretábamos las manos fuertes. El iba empujando poco a poco y en un momento, sentía que no podía, era tal el dolor, que se me caían las lágrimas y le pedí que parara.
Una vez más, el me dijo al oído que estuviera tranquilo, que se pasaría y disfrutaríamos los dos como novios que ya éramos. Mientras él me había ido hablando y tranquilizando, me había metido entera esa pedazo de polla, pues sentía hasta sus huevos pegados a mi ojete.
-Yá la tienes entera dentro, cielo, lo ves, ésto es amor. Dani, empezó a besarme con locura, los Dos boca abajo, cogidos de la mano, follando a pelo, era increíble, el dolor dio paso a un placer indescriptible cuando empezó a sacarla un poco y a meterla, sacar y meter, despacio. Me sentía con ganas de ir al baño y se lo dije, me dijo que era normal, que no me preocupase y siguió besándome. Mi boca aún sabía a su polla. Todo era placer.
Entonces, Dani me dijo una vez más:
– De verdad quieres que seamos novios, Raúl?
-Si, Dani, no quiero, lo deseo.
En ese momento, Dani cogió con más fuerza mis manos, pegó un empujón fortísimo dentro de mi culo y se corrió al grito de – Te quiero cariño. Empezó a tener espasmos y en cada uno de ellos se pegaba más a mi, soltó mis manos y pude poner las mias sobre el suyo para apretarle más contra mí y pedirle que no se saliera. Noté su leche caliente dentro, en abundancia, pues también noté como empezó a chorrear por mi entrepierna, llegando a mis huevos y mi polla, que todo hay que decirlo, estaba a punto de estallar.
Estábamos los dos muy sudados, Dani me dijo que quería hacer algo más, en ese momento, sacó su polla de mi dolorido culo, saliendo de él un chorro de “ su amor “, se tumbó boca arriba y me pidió que me pusiera encima de él con mi polla en su cara, quedando su polla a la altura de la mía, un 69 de manual!! Empezó a chuparmela como nadie lo había hecho y yo, me di cuenta, que la suya estaba un poco sucia por haber estado dentro de mi. Ni lo pensé, me la llevé a la boca y muy poco tiempo después, no pude más y sin avisar, me corrí en su boca, a borbotones, creo que nunca me había corrido con tanta cantidad. Él suspiraba y disfrutaba y yo, estaba en el séptimo cielo.
Nos quedamos un rato así tumbados, exhaustos, hasta que Dani me dijo: – ven cariño. Me puse a su lado y nos morreamos con las bocas llenas de semen, enamorados hasta la médula. Después de un rato, nos dormimos. Así, abrazados.
Esa fue mi primera experiencia.


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
Crear una cuenta ¿Ya tienes una cuenta? %@
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.